miércoles, 28 de septiembre de 2011

Jesús Gómez en estado puro

video

Estas declaraciones las realizaba el alcalde de Leganés, Jesús Gómez Ruiz, el pasado domingo en el programa `Dando Caña´ de Intereconomía

Así habla el primer edil del monumento que su ciudad ha dedicado a la Flotilla de la Libertad.

Pasen y vean, no tiene desperdicio.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Anticipos bajo sospecha

Lo contamos hoy en la portada de elbuzon.es. La concesión de anticipos de nómina a concejales y cargos de confianza del Partido Popular de Leganés se habría hecho de forma irregular.

El concejal de Hacienda ordenó el pago de adelantos a sus compañeros en base al Convenio colectivo del Ayuntamiento, un convenio que excluye de estas ayudas económicas al funcionariado eventual (cargos de confianza).

A los concejales, lógicamente, el texto marco vigente ni los menciona. El hecho de que un edil se acoja al Convenio colectivo de los trabajadores para conseguir ayudas económicas es esperpéntico y roza la ilegalidad.

Claro que los concejales y cargos tienen derechos y claro que pueden exigirlos, otra cosa es que incumplan acuerdos colectivos y lo hagan a través de presuntos decretos irregulares.

Si la pasada semana ya poníamos en tela de juicio que once puestos políticos y tres electos pidiesen un adelanto nada más ocupar su cargo, hoy les contamos la “chapuza” perpetrada desde la delegación que dirige Alejandro Martín Illarregui.

Un concejal que ha declinado realizar manifestaciones a un humilde servidor, sustituyéndolas por dos advertencias que me han sonado muy muy feas. Se las contaré en un próximo post, donde hablaremos de dónde viene y hacia dónde camina este ínclito concejal.

El responsable de Hacienda habría metido la pata hasta el fondo y así se lo harán saber los sindicatos y la oposición, que le pedirá cuentas en el próximo Pleno municipal.

Unos sindicatos que ya saben cómo se las gasta este equipo de Gobierno, “obviando” la Bolsa de empleo municipal y transformando los procesos de selección –según fuentes de UGT- en entrevistas personales protagonizadas por políticos.

Pueden leer toda la información aquí.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Anticipos para todos

Nada más llegar, concejales y cargos de confianza participan en el reparto de 28.250 euros en anticipos de nómina

Les adelanto en este espacio de opinión lo que mañana será portada en EL BUZÓN de Leganés.

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, señalaba en el mes de junio –nada más asumir el bastón de mando- que basaría su política en la “austeridad económica”.

Sin embargo, varios de sus concejales delegados y cargos de confianza le han dejado en muy mal lugar. O eso, o está al tanto de todo y nos engaña.

Verán: el concejal de Hacienda y Primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Leganés, Alejandro Martín Illarregui, ordenó el pasado 3 de julio el pago de 28.250 euros en concepto de anticipos de nómina a trabajadores municipales, la mayor parte de ellos concejales y cargos de confianza del Partido Popular en el Ayuntamiento de Leganés.

Entre los beneficiados se encuentra el concejal de Comercio, Industrias y Empleo, José Javier de Diego Carmona; la concejala de Obras, Infraestructuras y Mantenimiento, Beatriz Tejero Oller y la concejala de Festejos y Participación Ciudadana, Noemí Selas Fernández.

Omito revelar la cantidad que pidió cada uno de ellos, pero si algún vecino está interesado, puedo mostrarles la resolución personalmente.

A lo que vamos. Apenas dos semanas después de jurar su cargo, los tres ediles del PP ya andaban pidiendo anticipos. Ya ven que la crisis sacude a todos, también a los políticos sean del color que sean y vengan de donde vengan (ya hablaremos de esto).

Junto a los ediles, aparecen en la lista de `pedigüeños´ otros once cargos de confianza nombrados por Gómez sólo dos días después de ser investido alcalde.

Aquí hay de todo, desde directores de servicios o coordinadores hasta asesores varios. Aparece hasta aquel asesor de obras que se hizo famoso por protagonizar un video de apoyo electoral al PP.

El concejal de Hacienda autorizaba el gasto teniendo en cuenta que el convenio colectivo establece que los empleados públicos “tendrán derecho a obtener anticipos de nómina de hasta un setenta y cinco por ciento de la nómina mensual”.

Todo lícito, todo legal, pero moralmente muy muy cuestionable.

Y es que mientras su jefe acude a la calle Génova a dar ruedas de prensa con Paco Granados para señalar que en el Ayuntamiento de Leganés hay "un agujero monumental de más de 200 millones de euros” que obligará a realizar "algunos recortes dolorosos", van sus chicos y se dedican a pedir anticipos nada más aterrizar en política.

Eso sí que es llegar y besar el santo, digo la pasta.

Edito a las 13.57 horas:
El concejal de Hacienda, Alejandro Martín, ha señalado al respecto de este post y futura información que se trata de “un procedimiento normal. Firmo a menudo anticipos de nómina y no sólo de personal eventual. No es irregular”.
Aunque el edil no quiso profundizar en este asunto, sí aclaro que “el personal que entró el día 11 de junio no percibió nómina de ese mes ya que ciertos trámites administrativos lo impidieron. Y la gente tiene que pagar sus hipotecas”, añadió.

martes, 13 de septiembre de 2011

Pleno al 20

Espero con impaciencia la celebración del próximo Pleno municipal. El 20 de septiembre tendrá lugar á la primera sesión en la que los distintos Grupos políticos municipales podrán llevar a aprobación sus mociones.

Quizá piensen que es poca cosa, pero es aquí donde comienza el juego de oposición y gobierno ante un ejecutivo local que aún no se ha dado cuenta de que gobierna en minoría.

Me arriesgo a decir que el Grupo popular se va a quedar solo en más de una y más de dos mociones, ya sean suyas o de sus adversarios políticos.

Vamos, que el Pleno aprobará buena parte de las nueve mociones presentadas por PSOE, ULEG e IU Los Verdes, aun con el voto en contra de los populares.

También habrá sorpresas. Unión por Leganés presentará una moción donde insta al Ayuntamiento de Leganés a personarse en la demanda que en su día presentaron ULEG y PP por un “presunto desvío de dinero público (el destinado a campañas informativas medioambientales) para pagar anuncios en prensa durante la precampaña electoral del 2007 de la candidatura socialista” encabezada por el ex alcalde Rafael Gómez Montoya.

La moción saldrá adelante y supondrá un episodio más en esa batalla personal que libran los líderes de PSOE y ULEG, quienes apuestan claramente por hacer oposición a la oposición.

Y mientras estos dos siguen a bofetadas e Izquierda Unida busca el hueco que la sociedad le reclama a la izquierda de la izquierda, el equipo de gobierno –un grupo de corte medio tirando a flojo- sigue al tran tran, sin enterarse de que los ciudadanos les han puesto en Plaza Mayor para solucionar los males de esta ciudad.

El discurso de la deuda se agota y con los presupuestos de 2012 en el horizonte es el momento de gobernar con mayúsculas. Cuidado porque los proveedores se impacientan y los vecinos se aburren.

Por cierto, que un día después de ese Pleno se conmemoran los 100 días de gobierno de Jesús Gómez I de Leganés. Ese mismo día, si el tiempo y las autoridades lo permiten, habrá noticia.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Chapuza corporativa

Dicen que Leganés tiene nueva identidad corporativa, pero… ¿Ustedes la han visto por algún lado?

El pasado 11 de agosto, el alcalde de Leganés presentó - según su gabinete de prensa- “el nuevo escudo e imagen corporativa del Ayuntamiento de Leganés”.

Sin embargo, hasta la fecha, su aplicación real y efectiva es prácticamente nula. Ya por entonces alguno sospechábamos que el temita de la modificación de la identidad corporativa podría responder más al afán de protagonismo y salir en la foto que otra cosa.

La excusa era hablar de lo “baratísimo” que le había salido al Ayuntamiento este lavado de cara de algo tan serio como la imagen del consistorio leganense. El trabajo era gratis por obra y gracia del asesor de Obras, Prudencio Cerro.

Si en 2009 cuestionamos -y mucho- lo innecesario de adquirir una nueva identidad corporativa (60.000 euros costó el criticado LGNS), no es menos cierto que el nuevo alcalde ha tardado apenas un mes en destrozar un trabajo que ha quedado a medio desarrollar.

Y es que modificar la marca de un Ayuntamiento no es dibujar un “escudito” y entregárselo a los trabajadores de LEGACOM (antes de que los despidan) para que lo apliquen en la Web municipal, notas de prensa y poco más.

Requiere su desarrollo en la señalítica de centros oficiales, todo tipo de mobiliario urbano, las placas de las calles, los coches municipales, etc.; Lo que supondrá (mejor dicho supondría) un enorme gasto para las ya de por sí maltrechas arcas municipales. Vamos que les saldría más caro el collar que el perro. Eso sin contar con la papelería adquirida y almacenada con el membrete LGNS que irá al contenedor de papel.

Además, me da en la nariz que el manual de identidad corporativa que debiera acompañar a la nueva imagen no existe, o por lo menos no nos lo quieren ni enseñar.

Señalan desde Plaza Mayor que el concejal de Comunicación, Juan Manuel Álamo Cañadas, ha dado instrucciones de “colgarlo en la Web cuando esté listo”. Ah, pero… ¿aún no está listo? ¿Entonces qué es lo que presentaron en rueda de prensa, un cartelón?

Por si fuera poco, los profesionales del sector del diseño gráfico tampoco están muy contentos que digamos con el edil leganense.

El especialista Modesto García desgrana en su blog sobre branding su opinión sobre el trabajo de Prudencio Cerro. El titular no deja lugar a dudas: “Un cargo del ayuntamiento destroza gratuitamente la imagen corporativa de Leganés”.

Esperemos que lo barato no salga caro y que podamos verlo con nuestros ojitos.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Recuperando el pulso político

Le está costando a Leganés recuperar el pulso social y político tras un verano capitalizado por las Fiestas patronales y la "obligación" de conceder al gobierno del Partido Popular sus cien días de gracia.

Tan sólo la pelea que el alcalde se trae con la empresa concesionaria de La Cubierta consigue sacarnos del tedio informativo.

Y es que Jesús Gómez Ruiza la ha cogido "llorona" con la plaza de toros. Me llama la atención esta obsesión del alcalde, más aún teniendo en cuenta que fue Gómez el primer político leganense que se reunió con el representante de la concesionaria Asuntos Taurinos y Espectáculos para abordar el asunto de la "recuperación" de La Cubierta.

Tras el PP llegó el turno de PSOE e IU. A ULEG, entre unos y otros, lo dejaron fuera de la negociación, y eso es algo que no perdona y no perdonará su portavoz Carlos Delgado. Es más, les pasará factura ahora que tiene mando en plaza. Tiempo al tiempo.

Mientras el PP se pelea con La Cubierta, PSOE e IU viven caminos casi paralelos. Los socialistas están condenados al conflicto interno permanente y ni un batacazo electoral como el del pasado mes de mayo consigue hacerles abrir los ojos.

Las familias siguen sin tratarse. No querían al alcalde, no querían al candidato y no quieren al portavoz... pero tampoco tienen alternativa de garantías. Así que se dedican a ponerse zancadillas los unos a los otros, con el consiguiente perjuicio para unas siglas que siguen adelgazando.

En IU, cuando parecía que el patio estaba relimpio, alguno que otro anda mareando a sus camaradas entre caña y caña reanimando a momias vengativas con ánimo de revancha. Animarán el cotarro, ya lo verán.

De ULEG les cuento lo que es vox populi en la ciudad. Su "ni contigo ni sin ti" nos tiene desconcertados a todos pero... ¿también a los ciudadanos que les apoyaron en las urnas?. ¿En serio creen ustedes que el votante de ULEG les pedía ser gobierno? ¿O tal vez les reclaman mantener la feroz oposición de los últimos cuatro años?

La respuesta no es nada fácil, pero en ULEG lo tienen claro. No se quemarán. Se mojarán única y exclusivamente en lo imprescindible, lo que les permitirá seguir desmarcándose de los grandes partidos políticos, cuya imagen pública sigue cayendo en picado. Mientras, algunos se empeñan en seguir concediéndoles protagonismo gratuito vía nota de prensa: error.